PARA TODAS LAS MADRES

Para todas las madres

— ¡Hola mamá! Conéctate al skype para que hablemos por allí. Hoy quiero verte.

Este año el día de la madre no puedo estar junto a ella, me encuentro realizando mi Erasmus en Glasgow, Escocia. Mis padres se han vuelto unos expertos en las nuevas tecnologías desde que sus hijos estamos repartidos por el mundo. Dicen que Internet les ayuda a vivir más cerca de sus afectos.

— ¿Pero qué delgaducha estás hija? ¿Comes bien?

No es preocupéis, siempre empieza así la conversación.

—Por supuesto que me alimento bien. Y gracias por vuestro último paquete. Me encanta el foulard ‘Flower Power’ de bluebags que me has enviado. Ah…y a mis amigos escoceses les pirra el jamón.

— Tranquila que no les faltará mientras tú estés por allí.

—Mamá… sabes que te quiero ¿verdad?

—Mi niña está hoy muy tierna. Y yo también cariño.

—Pues eso…que quería recordártelo. Sé que hoy es el día de la madre y mi cabeza se ha llenado de recuerdos amorosos. Un beso también al papá y a mis hermanos. Y corto que me están llamando por el móvil.

—Vale, vale…pero cuídate y como siempre te digo: disfruta cada momento.

Cuando estamos juntas discutimos muchísimo, sin embargo, ahora que estoy lejos la echo de menos. Felicidades a todas las madres.

PARA TODAS LAS MADRES